white box (conxita)

 

When I was a child, I used to watch Conxita doing her crochet work sitting at her door.
Everyday except on Sundays when she would go out for a walk with her husband, a bus conductor.
They had no kids.
I always felt a strong desire to step in Conchita’s house.
Some time ago, when Conxita’s husband passed away, I started having chats with her.
Later, I asked if I could photograph her work. I figured she would keep it almost hidden.
On the very next day, Conxita handed me a small cardboard box.

She explained that everything in the box had been woven using a Japanese silk thread. This was the reason for keeping only these few samples.
Conxita had sold out all other pieces of work to financially support the family.
 
Cuando era niña, todas las tardes de verano excepto los domingos, veía como Conxita hacía ganchillo a la puerta de su casa.
Los domingos Conxita paseaba con su marido, que era cobrador de autobús.
No tenían hijos.
Siempre sentí deseos de entrar en la casa de Conxita.
Hace algún tiempo, cuando el marido de Conxita murió, comencé a conversar con ella.
Más adelante le pedí fotografiar sus labores que imaginé aún conservaba, casi escondidas.
Al día siguiente Conxita me entregó una pequeña caja de cartón.
Me explicó que había tejido las labores que contenía con hilo japonés, un hilo de seda, y que por eso, eran las únicas que había guardado durante años.
Conxita había vendido todas las demás labores para sostener la economía familiar.